Moxibustión para corregir la presentación de nalgas en el embarazo

    El 4% de los fetos llega al final del embarazo en posición podálica. Aunque es un porcentaje bajo, esta posición puede provocar complicaciones en el parto. Con moxa en un punto de acupuntura podemos ayudar a que el propio bebé se gire antes de llegar el parto. 

 

    Normalmente, los fetos que vienen de nalgas suelen girarse por sí solos entre la semana 28 y la 32, pero no todos lo hacen.

 

    En Medicina Tradicional China, este problema se entiende como un déficit de Yang de Vejiga. Aplicando moxa en V67 (punto de acupuntura), tonificamos este Yang de Vejiga, y se produce este giro, para que el bebé llegue al parto en posición cefálica.

 

    Aconsejamos que la embarazada acuda a la primera sesión con su pareja, o con alguien que pueda observar como realizamos la moxa, pues luego deberá hacerlo en casa, o volver a consulta. Moxamos el punto durante unos 10-15 minutos, durante 3 días consecutivos, 1 o 2 veces al día. 

 

    Generalmente este tratamiento es más exitoso si se hace entre las semanas 33 y 36, pues después el espacio para que el bebé se gire es muy reducido. Según estadísticas, el éxito es superior al 80%, y se consigue mejor resultado en las multíparas que en las primaríparas.

 

    Este tratamiento no tiene ningún efecto secundario. Éste no es un punto expulsivo, por tanto no hay posibilidad de provocar el parto. Además de la moxa, si la paciente sufre otros síntomas, como insomnio, ansiedad, etc. podemos combinarlo con un tratamiento de acupuntura.

 

    No te quedes con ninguna duda y ponte en contacto a través de info@mireiapalanques.com o 600 790 632 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0