Acupuntura y moxibustión para combatir el cáncer

Los tratamientos de quimioterapia y radioterapia bajan nuestro nivel de defensas y causan muchos efectos secundarios. Con acupuntura y con moxibustión podemos tonificar esas defensas y rebajar los efectos secundarios que estos tratamientos producen en nuestro cuerpo.

    Ante todo hay que decir que el tratamiento con acupuntura y moxibustión no debe ser nunca sustitutivo al tratamiento médico para el cáncer.

 

   Cuando es necesario tratar con quimioterapia y/o radioterapia, éstos son tratamientos fuertes que desgastan mucho nuestra energía. Algunos de los efectos secundarios más comunes son las náuseas y vómitos, la caída del cabello, el cansancio y bajada de defensas, dolor, etc.

   

Con la moxa generamos un calor intenso que nos ayuda a tonificar esas defensas, para poder continuar con el tratamiento médico y notar una mejoría en ese cansancio que suele producir la quimioterapia, por lo que mejoramos la calidad de vida del paciente.

 

    Además la moxa disminuye la sensación de náusea y vómitos generadas por la quimio y la boca seca o xerostomia debida a la radioterapia. Los puntos más usados para tratar con moxa son E36, IG4 y MC6.

 

    En una revisión de todos los estudios publicados los últimos años sobre los efectos de la acupuntura para tratar diferentes tipos de cáncer, los autores concluyen que hay suficiente evidencia científica para abalar la efectividad de ésta técnica en la reducción del dolor y de las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia¹.

 

Si actualmente estáis pasando por este duro momento en vuestras vidas no dudéis en probar la acupuntura, pues ganaréis calidad de vida y conseguiréis hacer prácticamente vida normal durante el tratamiento contra el cáncer.

 

Os dejo en enlace a la revisión citada anteriormente.

1. Acupuncture: integration into cancer care. 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19449505

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0