La arcilla verde y sus propiedades

La arcilla verde es un tipo de arcilla rica en magnesio, sílice y potasio. Por sus propiedades es indicada sobre todo para las pieles mixtas y/o grasas.

Estas son sus propiedades: 

  • Depura y purifica: elimina los poros negros y las células muertas.
  • Regenera: al limpiar las células muertas deja lugar a que las células vivas se  regeneren, promoviendo una piel más sana y joven.
  • Suaviza y exfolia: Aporta suavidad al eliminar las zonas más rugosas de la piel, así como los granos y los puntos negros.
  • Regula: Regula los niveles de sebo, así que nos ayuda a mantener el acné a raya.
  • Limpia: Se deshace de las impurezas del rostro que acumulamos en parte por la contaminación en el aire.

Puedes usar la mascarilla en la cara, en el pelo, en la piel, ... Además es un producto fácil de usar y económico.

 

Para su preparación sólo necesitas arcilla en polvo (aunque también se vende en pasta para que la puedas aplicar directamente) y agua tibia.

 

Hay que mezclarlo bien para que no queden grumos, y la proporción se

suele hacer un poco a ojo, hasta que quede una pasta no muy líquida que nos permita extenderla bien por la zona elegida a tratar.

 

A parte de la arcilla y el agua podemos añadir algun aceite esencial si queremos que tenga además otras propiedades, o en vez de mezclarlo con agua, hacerlo con alguna infusión como manzanilla.

 

Aplicamos la mezcla en la cara o en la zona elegida y la dejamos actuar hasta que se seque. Suele tardar entre 15-30, dependiendo del grosor de la capa que os hayáis aplicado y de lo "aquosa" que os haya quedado.

 

¡Hacer la prueba y ya no podréis dejar de usarla!

Escribir comentario

Comentarios: 0