¿Qué es la Medicina Tradicional China?

 

 

     La teoria del Yin y del Yang o la doctrina de los 5 elementos son algunos de los principales fundamentos de la medicina tradicional china (MTC).

       En nuestro cuerpo existe un flujo constante de energía, que se puede ver perturbado cuando aparece una patología. Con la MTC tratamos de deshacer los estancamientos de energía que pueda haber en nuestro cuerpo.

     

    La acupuntura, probablemente sea la práctica más extendida y conocida en todo el mundo.

      

       A través de la inserción de agujas en el cuerpo, conseguimos recanalizar la energía y                                                                                 mejorar el estado de salud del paciente.

                                                                                Esta terapia ya es reconocida por muchos profesionales, y un gran número de estudios                                                                             confirman su efectividad.


¿Qué podemos tratar con acupuntura?

  • Ansiedad, estrés, insomnio, ...
  • Problemas digestivos: estreñimiento, diarreas, reflujo gástrico, ...
  • Dolores osteomusculares: contracturas, tendinitis, artrosis, ...
  • Patologías ginecológicas: dismenorrea (dolor durante la regla), amenorrea, sofocos de la menopausia, infertilidad, ...
  • Oncología: efectos secundarios al tratamiento de quimioterapia (náuseas, vómitos, cansancio, ...)
  • Problemas neurológicos: neurálgias, vértigo, ...
  • ...

    La acupuntura trata de armonizar la energía de todo el cuerpo, por lo tanto tratamos el cuerpo como algo global, no tratando la sintomatología individualmente.

 

    Si tienes cualquier pregunta no dudes en hacernos una consulta.


Disciplinas de la Medicina Tradicional China

 

 

 

Acupuntura:

 

 

    Inserción de agujas en puntos de acupuntura repartidos por nuestro cuerpo. Las agujas se mantienen durante 15-30 minutos, y esto ayuda a recanalizar la energía en nuestro cuerpo. Es la disciplina más utilizada de la MTC.

 

 

 

Auriculoterapia:


     Las orejas son como un pequeño mapa de nuestro cuerpo. Aplicamos semillas en puntos concretos como complemento al tratamiento de acupuntura. El paciente se marcha con las semillas puestas y éstas pueden durar 1 semana aproximadamente.

 

 

 

Moxibustión:

 

     Los puros de artemisa son grandes conductores de calor, acercando el puro de moxa al punto de acupuntura deseado enviamos calor y lo tonificamos. Se utiliza como técnica complementaria a la acupuntura.

 

* En embarazadas con problemas de posicionamento fetal (presentación de nalgas) se pueden hacer sesiones sólo de moxibustión para girar al bebé.

 

 

 

Ventosas:

 

 

       Las ventosas fijas o móviles nos ayudan a deshacer los posibles estancamientos de energía que podemos encontrar en nuestro cuerpo. Las ultilizamos en aquellos tratamientos que consideramos que puede complementar al tratamiento de acupuntura.

 

 

 

 

Alimentación:

 

 

     Parte de nuestra energía la obtenemos a base de nuestra alimentación, así que parte importante del tratamiento es observar como nos nutrimos y si hay algún déficit/exceso mejorarlo, ayudando así de forma activa a mejorar nuestro estado de salud.